Los espacios de Musicoterapia creativa en el encuadre interactivo son espacios centrados por lo general en aspectos puramente musicales.  Se podría entender  como un laboratorio experimental musical donde los participantes juegan  de manera intuitiva.  El cuerpo, como resonante,  y los  diferentes instrumentos musicales juegan un papel destacado enfocado a un fín   estético, entendiendo la estética como la percepción y  análisis del arte como alimento del alma.

 El objetivo de las reuniones creativas es disfrutar desde lo sonoro y descubrir otras formas de expresar y comunicar.   

 Para las reuniones experimentales musicales no es necesario tener conocimientos ni habilidades musicales específicas. La esencia del espacio radica en la propia percepción de lo que se genera a nivel sonoro/musical centrado en el proceso creativo y la consciencia  en el aquí y ahora.

 

"(El arte) no es mera evasión  o entretenimiento, tampoco panfleto, sino una estructura que otorga cierto orden, cierto sentido al caos en que en gran medida se presentan nuestras emociones" ( Butera, Carlos; 2012, Letra Viva; Musicoterapia en rehabilitación psicosocial)