A pesar de la importancia de la medicación en algunos  pacientes con enfermedad mental, no todos logran una estabilidad óptima. La terapia grupal también puede ser útil como complemento de la medicación y de la terapia individual para ayudar a los pacientes a manejar síntomas y mejorar sus habilidades de interacción con los demás.

 Los pacientes con enfermedad mental interactuan, a menudo,  inadecuadamente con los demás volviendose desconfiados y aislandose socialmente. Las relaciones fortuitas además de las relaciones familiares y amigos se pueden ver dañadas. El modelo interpersonal subraya el aislamiento social de los pacientes con enfermedad mental y las dificultades que tienen para interactuar con otras personas.

Los teóricos interpersonales se centran en los problemas interpersonales actuales y las relaciones desadaptativas observadas en el grupo acercándolas al aquí y ahora. (Nick Kanas, M.D, p445)

El entorno grupal ha de ser de cohexibidad en el que los pacientes se encuentren cómodos entre sí y se sientan cómodos para discutir y compartir en un ambiente de apoyo. El encuadre musicoterapeutico grupal puede ofrecer un espacio de expresión adecuado y seguro donde poder desarrollar nuevas estrategias para mejorar sus relaciones con los demás.

 El objetivo consiste en ayudar a los pacientes a corregir sus patrones desadaptativos más permanentes, a través de experiencias emocionales correctivas grupales por medio de la musicoterapia.

- La información que el sujeto recibe en el grupo, es mucho más que la que puede obtener a partir de la sola fuente del terapeuta; en el grupo, las fuentes de experiencias e informaciones se multiplicarán y éstos no sólo provienen del terapeuta sino también de los restantes miembros, lo que abre un amplio margen para el intercambio de ideas, sentimientos y otras experiencias.

- El grupo no sólo posibilita el intercambio de experiencias sino que amplia la red de apoyo social que el sujeto recibe. Probablemente uno de los aspectos más importantes de las experiencias grupales se vincula a esta experiencia de ayudar y ser ayudado.

- El grupo posibilita nuevas posibilidades de aprendizaje interpersonal.

- El grupo permite a sus integrantes el logro de una universalidad en cuanto a la apreciación de los problemas comunes, lo cual contribuye a que los sujetos estén menos centrados en si mismos y dejen de verse como víctimas de su destino.

- En el grupo, el individuo acrecienta su capacidad para enfrentar y resolver problemas.

- El grupo posibilita acrecentar la compresión y una mayor sensibilidad hacia los comportamientos y actividades propias y de los demás integrantes.