Ámbitos de intervención

Los espacios de Musicoterapia creativa en el encuadre interactivo son espacios centrados por lo general en aspectos puramente musicales.  Se podría entender  como un laboratorio experimental musical donde los participantes juegan  de manera intuitiva.  El cuerpo, como resonante,  y los  diferentes instrumentos musicales juegan un papel destacado enfocado a un fín   estético, entendiendo la estética como la percepción y  análisis del arte como alimento del alma.

 El objetivo de las reuniones creativas es disfrutar desde lo sonoro y descubrir otras formas de expresar y comunicar.   

 Para las reuniones experimentales musicales no es necesario tener conocimientos ni habilidades musicales específicas. La esencia del espacio radica en la propia percepción de lo que se genera a nivel sonoro/musical centrado en el proceso creativo y la consciencia  en el aquí y ahora.

 

"(El arte) no es mera evasión  o entretenimiento, tampoco panfleto, sino una estructura que otorga cierto orden, cierto sentido al caos en que en gran medida se presentan nuestras emociones" ( Butera, Carlos; 2012, Letra Viva; Musicoterapia en rehabilitación psicosocial)

 

Los equipos de trabajos están expuestos por lo general a muchos elementos estresantes:  La tarea encomendada a los grupos y a los individuos, las relaciones entre iguales, relaciones con  los superiores, la falta de comunicación entre los trabajadores,  la cultura organizativa de las entidades,etc .

Todos estos elementos pueden  provocar en los trabajadores sentimientos de inseguridad, estrés, falta de confianza, burn-out, ansiedad, etc  que afectan a la salud de los trabajadores en lo personal y profesional, a la tarea que desempeñan y en definitiva a la entidad  en sí misma.

La supervisión, las reuniones  regulares y de calidad,  la buena comunicación entre los trabajadores, la transparencia, los espacios saludables, etc.,  son fundamentales para el buen hacer de los equipos.

A través de la musicoterapia interactiva   se trabaja la relación y comunicación entre los miembros de trabajo a través de dinámicas músicales específicas.  Se interviene sobre  las dificultades normales entre los miembros de grupos, se potencia la escucha activa, se favorece el auto-conocimiento, etc.  En definitiva, está enfocada a  la salud de los  grupos y de las personas entendiendo que este hecho afecta directamente en  el bienestar de los equipos y de la entidad.

Las  intervenciones  a través de la musicoterapia  pueden ser preventivas de una o varias sesiones  o pueden darse cuando existe un conflicto entre los miempros de los equipos. En este último caso se recomiendan intervenciones  de entre 12 y 24 sesiones. 

Desde musicoterapia interactiva organizamos sesiones grupales dirigidas a los grupos de trabajo enfocados  a la salud  y el bienestar del propio grupo.  

Objetivos:

-disminuir ansiedad grupal

-mejorar y facilitar  la relación entre los trabajadores

-mejorar habilidades interpersonales

 

Diferentes estudios en el campo de la neurología y neurociencia demuestran como la música es un estimulador de las diferentes funciones cerebrales y actúa sobre las tres áreas de desarrollo cognitivo, emocional y sensorial/física. (sacos, 1991; Thaut, 2000; Blood AJ, Zatorre, 2005)


Las investigaciones sobre las funciones cerebrales demuestran la relación entre los procesos musicales y la rehabilitación neurológica. La música tiene elementos que producen efectos y reacciones del cerebro que la convierten en una buena herramienta para la estimulación y para la rehabilitación. (Tomaino, 2002, Zatorre, 2005)

 En musicoterapia centrada en el ámbito de la tercera edad se trabaja de diferente manera dependiendo de las características del grupo. La musicoterapia dirigida a personas en proceso de envejecimiento saludable se centra en un nivel preventivo. La música y la improvisación a través de dinámicas musicales brindan una herramienta ideal para trabajar aspectos preventivos de una manera lúdica pero eficaz, a través de la socialización, activación, diversión, validación...

En las demencias se trabaja de manera más centrada a objetivos concretos establecidos por la propia demencia y sus características. La musicoterapia brindra el espacio de trabajar el movimiento, reminiscencia y las funciones cognitivas. 

 La musicoterapia permite trabajar estos aspectos con facilidad además de favorecer el movimiento, el cual está probado que ayuda a preservar las funciones cognitivas. A través de las dinámicas propias de la musicoterapia y las diferentes técnicas se trabaja   la  reminiscencia, resocialización, validación, rehabilitación y actividad a través de la remotivación, el arte y la orientación a la realidad y ejercitación de habilidades sociales.

 

Objetivos:

  Nivel físico-motriz

- Promover la relajación y reducir el stress.
- Reforzar la estimulación sensorial.
- Mejorar los comportamientos motores y verbales.
- Mejorar coordinación y lateralidad.

 Nivel socio-emocional:

-Mejorar la autoestima.
-Promover la interacción social.
-Mejorar las habilidades comunicativas.

 Nivel cognitivo:

-Mejorar capacidades cognitivas: memoria, atención y lenguaje.
-Mejorar la orientación en la realidad.

  Nivel conductual:

-Mantener los niveles de participación.
-Reducir la agitación.
-Reducir el comportamiento disfuncional.

 

 

 

A pesar de la importancia de la medicación en algunos  pacientes con enfermedad mental, no todos logran una estabilidad óptima. La terapia grupal también puede ser útil como complemento de la medicación y de la terapia individual para ayudar a los pacientes a manejar síntomas y mejorar sus habilidades de interacción con los demás.

 Los pacientes con enfermedad mental interactuan, a menudo,  inadecuadamente con los demás volviendose desconfiados y aislandose socialmente. Las relaciones fortuitas además de las relaciones familiares y amigos se pueden ver dañadas. El modelo interpersonal subraya el aislamiento social de los pacientes con enfermedad mental y las dificultades que tienen para interactuar con otras personas.

Los teóricos interpersonales se centran en los problemas interpersonales actuales y las relaciones desadaptativas observadas en el grupo acercándolas al aquí y ahora. (Nick Kanas, M.D, p445)

El entorno grupal ha de ser de cohexibidad en el que los pacientes se encuentren cómodos entre sí y se sientan cómodos para discutir y compartir en un ambiente de apoyo. El encuadre musicoterapeutico grupal puede ofrecer un espacio de expresión adecuado y seguro donde poder desarrollar nuevas estrategias para mejorar sus relaciones con los demás.

 El objetivo consiste en ayudar a los pacientes a corregir sus patrones desadaptativos más permanentes, a través de experiencias emocionales correctivas grupales por medio de la musicoterapia.

- La información que el sujeto recibe en el grupo, es mucho más que la que puede obtener a partir de la sola fuente del terapeuta; en el grupo, las fuentes de experiencias e informaciones se multiplicarán y éstos no sólo provienen del terapeuta sino también de los restantes miembros, lo que abre un amplio margen para el intercambio de ideas, sentimientos y otras experiencias.

- El grupo no sólo posibilita el intercambio de experiencias sino que amplia la red de apoyo social que el sujeto recibe. Probablemente uno de los aspectos más importantes de las experiencias grupales se vincula a esta experiencia de ayudar y ser ayudado.

- El grupo posibilita nuevas posibilidades de aprendizaje interpersonal.

- El grupo permite a sus integrantes el logro de una universalidad en cuanto a la apreciación de los problemas comunes, lo cual contribuye a que los sujetos estén menos centrados en si mismos y dejen de verse como víctimas de su destino.

- En el grupo, el individuo acrecienta su capacidad para enfrentar y resolver problemas.

- El grupo posibilita acrecentar la compresión y una mayor sensibilidad hacia los comportamientos y actividades propias y de los demás integrantes.

 

 

Una de las características de la música en el encuadre terapéutico en el ámbito de la discapacidad es que es accesible para todos los participantes difuminandose, aún con mayor intensidad, la linea entre capacidad y discapacidad. En musicoterapia todos somos capaces, lo que la convierte en una herramienta útil para lograr diferentes objetivos, eliminando barreras y subrayando potenciales.

 
Se puede trabajar, entre otras cosas el fortalecimiento muscular, equilibrio, coordinación, lateralidad, movimiento, la activación y relajación, ayudar a mejorar la autoestima, autoimagen y autoidentificación además de disminuir   la  depresión y ansiedad, incluso manifestaciones conductuales inapropiadas.

 Musicoterapia grupal:

Son sesiones enfocadas al grupo para potenciar entre otros aspectos de socialización, diferenciación, sentimientos de pertenencia a un grupo así como aspectos intrapersonales y psicomotrices.
 

Musicoterapia individual:


La ventaja fundamental de la musicoterapia individual frente a las sesiones grupales radica en el enfoque individualizado permitiendo realizar una intervención dedicada a la persona atendiendo a necesidades específicas.

 Musicoterapia familiar y multifamiliar:


El elemento multifamiliar ofrece un espacio donde experimentar en un medio diferente en el que comunicar y expresar tanto entre los miembros de una misma familia como entre miembros de diferentes familias con los que se puedan sentir identificados. Cuando en la familia hay un miembro con alguna dificultad asociada a una discapacidad la  intervención en musicoterapia facilita ciertas dificultades o limitaciones en  un espacio especial y diferente donde poder compartir y experimentar desde un elemento lúdico ademas de terapéutico. Se potencia un espacio agradable y envolvente dirigido a obtener resultados terapéuticos específicos tales como: compartir un espacio entre familiares, comunicación, compartir impresiones experimentar diferentes formas de junto con otras familias con dificultades y características similares...

Además, el hecho de compartir un espacio con otras familias que viven parecidas puede ayudar a situaciones la manera en que se viven las problemáticas individuales, pudiendo ser mas conscientes sobre las necesidades individuales de cada miembro de grupo y descubriendo otras maneras de gestionar situaciones. Según Woodward (2004) tanto los miembros con necesidades especiales como los familiares se ven beneficiados de trabajar juntos en las sesiones. Cuando en las sesiones de musicoterapia participa el conjunto familiar las relaciones pueden ampliarse y se pueden desarrollar habilidades que perduren en el tiempo fuera del contexto terapéutico.

 

 

Objetivos

Los objetivos específicos de la intervención pueden variar en función de las necesidades individuales y grupales pero podríamos citar a grandes rasgos los siguientes:

- Permitir la interacción y la comunicación tanto a nivel verbal como no-verbal.
- Experimentar con sus propias maneras de comunicarse.
- Desarrollar el uso de la propia voz
- Desarrollar habilidades sociales
- Aprender a relacionarse con otros
- Experimentar y estimular la interacción y expresión
- Estimular la psicomotricidad
- Ganar autoconfianza frente a los familiares.
- Proveer una experiencia agradable para compartir con las respectivas familias
- Dar una oportunidad para experimentar una interacción no verbal diferente con sus familiares.
- Aprender mediante la observación y discusión diferentes maneras de relacionarse.
- Conocer otras facetas de los miembros de la familia